JOYAS ARQUITECTÓNICAS MENOS CONOCIDAS DE BARCELONA

JOYAS ARQUITECTÓNICAS MENOS CONOCIDAS DE BARCELONA

Barcelona es una ciudad con un patrimonio arquitectónico indudable. La Sagrada Familia, la Pedrera, el Palau de la Música o la Casa Batlló son algunos de los edificios más visitados por los turistas, pero la ciudad esconde auténticas maravillas, llenas de historia, que a menudo pasan desapercibidas o quedan eclipsadas por sus vecinas más célebres. Si estás pensando en hacer una escapada de fin de semana, venir durante un puente o en vacaciones, toma nota de nuestra propuesta.

LA CASA AMATLLER

El magnate del chocolate Antoni Amatller encargó a Josep Puig y Cadafalch la remodelación de una finca de tres plantas en el Passeig de Gracia en 1898. El arquitecto modernista la reestructuró, construyendo una nueva fachada, redistribuyendo el espacio y contratando a 50 artesanos para su decoración interior. El resultado es sencillamente espectacular – cada techo, cada suelo, cada cristalera, cada lámpara y cada sorprendente detalle son una auténtica obra de arte. Ofrece visitas teatralizadas muy divertidas y diferentes a las habituales visitas guiadas. Es quizás la más conocida de nuestra lista por formar parte de la Manzana de la Discordia, donde también están ubicadas la Casa Batlló y la Casa Lleó Morera.

LA CASA DE MANUEL ROCAMORA

La familia Rocamora hizo su fortuna fabricando velas y jabones a mediados del s. XIX pero su heredero, Manuel Rocamora, nacido en 1892, estudió Bellas Artes y se convirtió en un gran coleccionista. Se afincó en un palacete isabelino en el barrio del Putxet y se rodeó de personalidades del mundo cultural, a quienes recibía en el salón, que se mantiene prácticamente igual. Aunque la casa, actualmente sede de la Fundación Rocamora, perdió parte del Jardín por la construcción de la Ronda General Mitre, sigue siendo un auténtico museo que alberga su impresionante colección, que incluye cuadros, los 5000 volúmenes de su biblioteca, el mobiliario de los s.XVIII-XIX, entre otros.

EL PALAU MACAYA

El industrial del algodón Romà Macaya encargo esta vivienda situada en el Passeig de Sant Joan 108 a Puig i Cadafalch en 1900, época en la que el arquitecto estaba también trabajando en la Casa Amatller. Se desplazaba de una a la otra en bicicleta. De aquí el ciclista esculpido en uno de los capiteles de la puerta principal del palacio, homenaje del escultor. Destaca la labor de piedra labrada de ventanas y balcones sobre la fachada blanca, la rica decoración interior y la escalinata principal.

CASA FELIP

En 1905 el industrial textil Manel Felip i Sintas contrató a Telm Fernandez i Janot para la construcción de su residencia familiar en el número 20 de la calle Àusias March, en el Eixample de Barcelona. Típico ejemplo del ideario modernista, destacan los detalles artísticos y artesanales de su interior, como los coloridos vitrales, los esgrafiados y la forja. Como novedad de la época, se eliminaron los pisos bajos para instalar comercios.

PALAU DEL BARÓ QUADRAS

Uno de los primeros edificios construidos en la Diagonal, fue totalmente remodelado por Puig i Cadafalch entre los años 1902 y 1906 a petición de Manuel Quadras, primer barón de Quadras, inspirándose en los palacios góticos de Barcelona, pero con cierta influencia árabe. Tiene dos fachadas completamente distintas, siendo la principal la de la Diagonal, en la que destaca la tribuna y el balcón de estilo flamígero. El patio interior es de estilo andalusí con una fuente central y los interiores están artísticamente decorados. Es la sede del Institut Ramón Llull.

EL PALAUET CASADES

La actual sede del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, en la c/Mallorca 283, es obra de Antoni Serra i Pujals. Pau Casades, que hizo su fortuna con el estampado textil antes de pasarse al negocio inmobiliario, se hizo construir esta residencia de líneas clásicas en 1883. De planta rectangular, se organiza alrededor de un patio central con columnas al estilo de Pompeya.

Descubre Barcelona con Premium Suite Hotels. Elije el que más encaja con tus necesidades y disfruta de la comodidad de un apartamento con servicios de hotel durante tu estancia.

AKO SUITE ****: Elegante y minimalista hotel Boutique, junto a Plaza Cataluña y Paseo de Gracia.

ACACIA SUITE ****: Cerca de Hospital Clínic y la Diagonal. Buena conexión con la Estación de Ave en Sants y el aeropuerto del Prat.

BONANOVA SUITE***: Un clásico hotel en el tranquilo y residencial barrio de Sarrià-Sant Gervasi. Muy cerca de los prestigiosos hospitales Teknon e IMO.

ABARCO APARTMENTS: En un entorno natural y urbano en la tranquila ciudad Santa Coloma de Gramenet, a 30 minutos del centro de Barcelona.