Palau Güell

Este edificio, uno de los más lujosos de Barcelona, fue encargado por Eusebi Güell i Bacigalupi (Conde de Güell, industrial textil ) a Antoni Gaudí i Cornet, quien empezó el proyecto alrededor de 1880 y lo firmó en 1886.

Este palacio que se levanta al lado mismo de La Rambla, en una zona que en su época era el centro de Barcelona, es una casa entre paredes medianeras, adosada a otra casa que también era propiedad de la familia Güell. La construcción se desarrolló entre 1886 y 1888, fecha que se menciona en la parte alta de la fachada, aunque la decoración no se acabaría hasta 1889.
La familia Güell vivió en esta casa desde 1888, celebrándose en sus salones algunos de los fastos -  recepciones y actos diversos – de la Exposición Universal de 1888.
Sigue siendo la residencia de los Güell, aunque el centro de gravedad de la  ciudad se ha ido trasladando durante estos años al Paseo de Gracia y en general al ensanche, hasta que en 1910 el conde abandona el edificio para ir a vivir a una casa que había adquirido dentro del recinto del Park Güell en la parte alta de Barcelona, que Gaudí también realizaba para él en aquella época.

A partir de eso momento, el palacio es habitado por la hija del conde Mercé Güell hasta 1945, en que el palacio fue vendido a la Diputación de Barcelona, que instaló en él, el Museo de Arte Escénico.
El Palau Güell fue declarado Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el año 1986.

  • SONY DSC
  • Palau-Guell2
  • Palau-Guell3