Parc Güell

Proyectado por Antoni Gaudí i Cornet y construido entre 1900 y 1914.
El encargo de este proyecto que debía ser una aristocrática urbanización con residencias unifamiliares, fue encargado a Gaudí por el Conde de Güell.

El proyecto finalmente fracasó y consecuentemente pasó a propiedad municipal y desde 1923 se transformó en un parque público que está situado en la parte alta de Barcelona.
La entrada principal muestra dos pabellones administrativos construidos en piedra, tejado de bóveda catalana y cubiertos de “trencadis” (revestimiento de superficies con fragmentos de mosaico irregulares, que después fue ampliamente usada en el Modernismo). Ambos tejados están coronados por originales diminutas cúpulas que recuerdan la forma de una seta, el pabellón de la izquierda muestra también una estilizada torre coronada por una cruz de cuatro brazos muy típica de Gaudí.

Entrando en el parque encontramos una escalera doble dividida por un dragón antes de llegar a una sala hipóstila de considerables dimensiones con 86 masivas columnas dóricas que sostienen la gran plaza del parque. En el techo de esta sala se pueden contemplar plafones coloreados (dibujo de Josep Maria Jujol).

La citada plaza es un bello balcón con vistas sobre Barcelona y el mar. La plaza está delimitada por un banco ondulado recubierto de trencadís. Esta amplia plaza se utiliza para fiestas culturales y populares.
El parque se organiza alrededor de esta plaza central.
La totalidad del jardín esta comunicada con caminos carrozables o senderos peatonales, muchos de los cuales están sustentados con columnas inclinadas.
Pasar por estos caminos es un extraordinario placer, que permite disfrutar de la naturaleza a la vez que se pueden contemplar todos los detalles de esta obra excepcional

  • barcelona-park-guell1
  • barcelona-park-guell4
  • barcelona-park-guell6